Muchos de los actos que hacemos en nuestra vida quedan reflajados en nuestro esqueleto. Parte de nuestra historia podria ser contada con la minuciosa observacion de nuestros huesos... por eso hago esto, quiero dejar marca en todos aquellos que me lean, quiero difundir uno o mas mensajes, quiero poder expresarme aunque sea aprovechandome de sistemas como este... Quiero vivir.

martes, 23 de noviembre de 2010

Educacion

Tengo 16 años, soy estudiante, llevo 12 años en este sistema educativo y no fue hasta finales del curso pasado cuando me di cuenta que es una mentira. Se supone que los examenes son evaluciones objetivas de los conocimientos que se han adquirido a lo largo del cuso; pero en realidad ese sistema es una farsa. La evalucion no puede ser objetiva por el simple hecho de que la mayoria de las veces (por no decir todas) la persona que corrige no lo es, crea el examen con el numero de preguntas y el criterio de calificacion y cantidad de contenidos que le parece conveniente.
Nos educan diciendo que no nos debe preocupar la nota, que el saber es lo que importa, pero nos ponen unas exigencias que hacen que si sea la nota lo que importa: aprobar el curso, la nota del PAU... Esto hace que la gente en vez de aprender vomite una serie de palabras que para quien las escribio tendrian sentido, pero que para la mayoria de los estudiantes solo son frases y ecuaciones que plasmar en un papel para conseguir, como poco, un cinco y al tema siguiente olvidar todo lo "estudiado".
video

2 comentarios:

  1. A parte... cualquier corrección de exámenes por una persona, está sujeta a sus fobias y filias. No creo que haya nadie completamente imparcial al emitir un juicio sobre algo o alguien.
    No sé.
    Yo creo que siempre se ha estudiado para aprobar, no para aprender. Porque si no, los métodos de trabajo y estudio deberían sser distintos. No sé.

    besos.
    muchos.
    envueltos.

    ResponderEliminar
  2. Has descrito perfectamente lo hipócrita que es nuestro sistema educativo. Nos dicen que lo importante es aprender, pero luego resulta que lo que de verdad importa es aprobar, y aprender no se aprende nada que no se olvide inmediatamente. Se nota que lo vives y que lo sufres en tus propias carnes.

    Un beso

    ResponderEliminar